(Getty Images)

Orgullo LGTBIQ+ | Daniela Andrade, batallando para romper los estereotipos

Daniela Andrade es un ejemplo de ser una guerrera dentro y fuera de las canchas. Dentro del futbol, en su posición de lateral, ha tenido fuertes enfrentamientos con las delanteras rivales, lo ha hecho con la camiseta de la Selección Nacional de Guatemala, Club Santiago Morning en Chile, la Universidad del Sur de la Florida y FC Indiana en Estados Unidos.

Andrade es una de las pocas atletas guatemaltecas que han aceptado su homosexualidad y fuera del deporte, ha batallado contra una sociedad guatemalteca que se rehusa a aceptar la diversidad sexual y, que en su mayoría, discrimina con actitudes machistas y homofóbicas.

Daniela defendiendo a Sydney Leroux de los Estados Unidos en el Premundial Femenino de Concacaf 2014 (Getty Images)

Un proceso de aceptación largo y difícil

A pesar de que Daniela empezó a darse cuenta de sus gustos desde temprana edad, el camino para aceptarse fue bastante largo y complicado. “Tal vez me empecé a dar cuenta como a los 12 años, ya cuando tomé mi decisión de que eso era lo que a mí me gustaba y cuando me acepté, tal vez fue como a los 17 o 18 años. Esos años fueron duros porque al principio uno no lo quiere ver y no lo quiere aceptar porque, al final de cuentas, es algo que nos han inculcado que no está bien en todos los temas; en tema cultural y en tema religioso, es difícil porque uno llega a negarlo”.

“Primero está el tema de la negación, luego está el tema de que ya lo estás asimilando pero lo tienes que ocultar y negar y esa es la parte más difícil.  Te preguntan y mejor lo niegas porque no quieres incomodar o en el caso de familia y amigos, que te vean feo o que te dejen de hablar. En esa edad, entre los 15 y 20 años, te importa mucho el qué dirán”, cuenta Daniela.

Le decisión de contarle a sus padres fue otro proceso que tomó bastante tiempo, en 2012 su hermana fue la primera en saberlo, pero fue hasta cinco años después que se lo pudo contar a sus padres. “Cuando mis papás se empiezan a dar cuenta de ciertas cositas, me empiezan a cuestionar. Ellos me iban a regresar de la U, no querían que yo estuviera allá porque creían que mi gusto por las niñas era por el tema del futbol. Entonces agarraron esa postura de ‘dejas el fútbol porque es esto lo que te está haciendo mal’. Con ellos lo negué mucho tiempo por eso. Ese fue mi miedo, que en cualquier momento me regresaran a Guatemala o me hicieran dejar de jugar futbol”.

“En el momento en el que se los dije, yo ya llevaba mucho tiempo de estar fuera. Una de las cosas que me ayudó mucho a decirlo fue que mis papás se divorciaron en ese momento y fue un momento muy puntual para decir: ‘ellos también están pasando por algo que la sociedad no lo ve bien, entonces ¿por qué me juzgarían a mí por algo que no le estoy haciendo daño a nadie?’. Entonces allí fue donde tomé la decisión de acercarme a ellos”.

liga-mx
Daniela Andrade en una videollamada con su actual pareja, Natalia Acuña.

Agente de cambio

Luego de pasar por un proceso largo y difícil, en su mayoría en soledad, ahora Daniela quiere ayudar a compartir su experiencia con sus amigos que pasan por una situación similar y así evitar que pasen por situaciones innecesarias. “Lo que más me molesta o me da sentimiento es saber que una amistad está en el proceso que yo ya pasé y no se anima a ser él o ella por el qué dirán o por creer que tus amigos ya no van a ser tus amigos o ese tipo de cosas. Trato de meterme un poquito en el tema con esas amistades y decirle que al final no pasa nada, lo más que pasa es que te das cuenta realmente de quién está y quién no está”.

“Creen que uno les está tirando demasiada presión con que salgan, pero no es presión, es motivarlos a que no va a pasar nada. Tu familia allí va a estar, tal vez va a ser un poco incómodo. Así como uno tiene un proceso en aceptarse a uno mismo, los papás también tienen su proceso, a ellos también les va a costar aceptar el tema y entenderlo. Entonces es entender que es un proceso para cada quien y que puede ser lento o puede ser rápido, pero al final, lo importante es estar bien con uno”, comparte Daniela.

Hace falta hablar sobre el tema y ser empáticos

Según Andrade, para normalizar la diversidad sexual en nuestros países es necesario que se hable y se discuta más sobre el tema, tal como lo hace la co-capitana de la Selección de los Estados Unidos, Megan Rapinoe. “Ella está peleando un montón por los derechos y la igualdad. En Guate y en todos lados, eso es lo que se necesita. Por muy extremista que se pueda llegar a ver o muy show o muy lo que quieras, si no hay nadie que se anime a hacerlo así, difícilmente caminan las cosas. Se necesita más gente que se anime a hablar un poco”.

Para todas las personas que aún rechazan la homosexualidad, Daniela solo les pide que comprendan y estimen el valor de las personas para ser uno mismo. “Aprendan un poco a valorar el que uno pueda ser uno. Cuanta gente no carga con eso toda la vida y nunca llegan a poder decir ‘yo soy esto’. Requiere mucho valor eso, el poder ser uno. Al final es lo que más vale en la vida, poder ser uno”, concluye Andrade.

 

*Puedes ver la entrevista completa en video, aquí.

 

More Stories
Los mejores 5 futbolistas que han vestido la Azul y Blanco