jordan-ultimo juego-estrellas

Así fue el último All-Star Game de Michael Jordan

El 9 de febrero del 2003 en el Philips Arena de Atlanta, fue la última vez en la que Michael Jordan se puso la camiseta para representar a la Conferencia del Este en un All-Star Game de la NBA. A pesar de sus 39 años y de estar lejos de sus mejores épocas, Su Majestad puso un show como en los mejores tiempos y terminó por no defraudar a la afición, aunque su equipo sí lo hizo y terminaron entregando el partido en doble tiempo extra a la Conferencia del Oeste, 155 a 145.

Michael llegó a su decimocuarta participación con un sabor distinto, en noviembre había anunciado que se retiraría por tercera vez del baloncesto y a unos días de cumplir los 40 años, significaba que sería la última vez que lo haría.

En la votación, sumó más de un millón de votos pero no fueron suficientes para llevarlo a la alineación titular, que contaba con hombres como Allen Iverson, Vince Carter y Tracy McGrady, que sumaron más número de selecciones. Pero al final, Vince Carter decidió dejarle su posición para que pudiera iniciar entre los cinco primeros por decimocuarta ocasión en su carrera.

Los primeros puntos de Jordan tardaron en llegar, fue hasta cuando restaban poco más de dos minutos del primer cuarto que Jason Kidd le entregó un regalito y puso una bandeja que hizo rugir el estadio. Sus numeritos en la primera mitad, fueron 6 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia.

Al medio tiempo, Mariah Carey le rindió homenaje con una canción mientras tenía puesto un vestido con el 23 de los Wizards. Luego, Mike pasó a dar un pequeño discurso y recibió una larga ovación de todo el mundo del baloncesto.

En la segunda mitad, volvió a aparecer en la cuenta anotadora hasta el final del tercer cuarto, gracias a su clásico fade away ante la marca de Gary Payton. Unos segundos después anotó dos tiros libres que lo colocaron como el máximo anotador en la historia del All-Star Game, superando los 251 puntos de Kareem Abdul-Jabbar.

Jordan tuvo un recargón de juventud en el último cuarto y ejecutó como solo el más grande de la historia lo sabe hacer, anotó 8 puntos y puso una ventaja para el Este de 120-112 con menos dos minutos por jugar.

Pero faltas de Jermaine O’neal y Jordan, le dieron chance al Oeste de empatar desde la línea de tiro libre. Dejando la última chance del partido para que MJ se vistiera de héroe, pero no pudo liquidar ante la marca de Shawn Marion y el juego se fue a tiempo extra.

En la prórroga, Jordan solo apareció en los últimos segundos para redimirse de su fallo en el cuarto anterior. Recibió el balón y con el fade away, llevó a la escuelita a Marion y dejó al Este dos puntos arriba con cuatro segundos por jugar.

Lo que parecía el final perfecto para su último All-Star Game, fue arruinado, una vez más, por Jermaine O’neal, quien le cometió una falta a Kobe Bryant mientras hacía un intento de triple, esto ocurrió cuando restaba un segundo para el final. La estrella de los Lakers encestó dos de los tres tiros y mandó el juego a otro tiempo suplementario.

El mágico final de Jordan había quedado arruinado y no vio mayor acción en el segundo tiempo extra, el Oeste se terminó imponiendo y Kevin Garnett se quedó con el premio de Jugador Más Valioso.

Al final, Michael se fue con 20 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias. Y demostró que a sus casi cuatro décadas y con su carrera en decadencia, todavía podía brillar en un universo plagado de nuevas estrellas. Aunque este juego será siempre recordado como el del final de película, que no pudo ser.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More Stories
españa-1982
España 1982, uno de los mejores Mundiales de la historia