(Getty Images)

Cuando los Blazers de Pippen, Sabonis y Wallace casi dominaron la NBA

La trigésima campaña de los Portland Trail Blazers en la NBA (1999-2000) fue una muy especial. En la temporada muerta ficharon a un tal Scottie Pippen, tras unos meses sin pena ni gloria en los Houston Rockets. También añadieron a Steve Smith, que venía de cinco grandes años con los Atlanta Hawks, que lo llevaron a disputar su primer y único Juego de Estrellas en 1998. Y por si esas dos contrataciones parecían poco, se llevaron de la agencia libre a la leyenda alemana Detlef Schrempf, que con 36 años tenía mucha experiencia para aportar a la plantilla.

Pippen, Smith y Schrempf se unieron a un equipo que ya contaba con hombres como Arvydas Sabonis, Rasheed Wallace, Damon Stoudamire, Brian Grant y un joven Bonzi Wells. La unión de todos estos jugadores creo un equipo muy potente que podía, sin problemas, competirle a los Lakers, el Jazz y a los campeones reinantes, los San Antonio Spurs.

Steve Smith y Scottie Pippen fueron piezas clave para el éxito de los Blazers. (Getty Images)

En la temporada regular, los Trail Blazers tuvieron una ofensiva balanceada, comandada por Rasheed Wallace, que promedió 16.4 puntos y 7 rebotes en los 81 partidos en los que participó. Esos números lo llevaron a su primer Juego de Estrellas.

Portland demostró que estaba para cosas grandes y dio una gran batalla en la complicada División Pacífico, que tenía a los Lakers, Suns, SuperSonics y Kings. Entre enero y febrero del año 2000, sumaron 23 victorias y solo 5 descalabros.

Al final de la temporada regular, terminaron con 59 victorias y apenas 23 derrotas, que les alcanzó para el segundo lugar de su división y para el tercer puesto de la Conferencia Oeste, por detrás del Utah Jazz y Los Angeles Lakers, que terminaron con una impresionante marca de 67 victorias y 15 derrotas.

Wallace demostró de qué estaba hecho y fue la figura principal del equipo. (Getty Images)

La primera víctima en la postemporada fueron los Minnesota Timberwolves de Kevin Garnett. Ganaron la serie 3-1, aunque no fue nada fácil para los de Portland, los encuentros fueron cerrados y ninguno terminó con diferencia de más de ocho puntos.

En la segunda ronda de playoffs, se enfrentaron al Jazz de John Stockton y Karl Malone y, al igual que en la campaña anterior, los sacaron de la contienda en la misma instancia. Un año antes los habían dejado afuera en seis partidos. Esta vez, fue más sencillo y solo necesitaron cinco juegos para deshacerse de una generación de Utah que veía como se le escapaba la oportunidad de conseguir el anillo de campeón.

Portland repitió como finalista de la Conferencia del Oeste, aunque en esta ocasión tenían un equipo más fuerte y con más experiencia. La vez anterior habían sido barridos por los San Antonio Spurs. Esta vez, se enfrentaban a los Lakers con Phil Jackson en los controles.

Los Blazers se robaron una victoria en los dos partidos en el Staples Center, pero en casa todo se vino abajo y se pusieron 1-3 en la serie. Parecía imposible reponerse ante el poder de Shaq y Kobe, pero los Blazers hicieron la hazaña y empataron la serie 3-3.

Sabonis y Wallace se encargaron de hacerle la vida imposible a Shaq durante la serie. (Getty Images)

En el quinto juego, Scottie Pippen y Rasheed Wallace se combinaron para 44 puntos y 16 rebotes para ganar de visita 96-88. En el sexto partido en el Rose Garden, hicieron pesar la localía y ganaron por 10 puntos, con Steve Smith como su principal figura al conseguir 26 unidades.

Blazers y Lakers llegaron al séptimo partido en Los Ángeles para jugarse el pase a las finales de la NBA. Los visitantes enmudecieron a toda California al dominar tres cuartos del partido, entraron a los últimos doce minutos con una ventaja de 15 puntos con Smith encendido y con Sabonis deteniendo todo lo que hacía Shaquille O’Neal.

Pero la historia dio un giro inesperado, Portland falló casi todo lo que lanzó y apareció uno de los dúos más dominantes de la historia para darle la vuelta al juego. Los Trail Blazers perdieron el último cuarto 13-31 y los Lakers se quedaron con la victoria y el pase a las finales, que a la postre ganarían y se convertiría en el primero de tres títulos consecutivos.

Para los Portland Trail Blazers, la historia fue completamente diferente, no volvieron a ganar una serie de playoffs hasta la temporada 2013-14. Para muchos, ese equipo pudo haber sido una de las grandes dinastías de la NBA, pero se quedaron a medio camino. ¿Qué hubiera pasado si mantenían la ventaja en ese juego 7 ante los Lakers?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More Stories
san-pedro-fc
Así se vive el fútbol en San Pedro La Laguna